JESSICA JONES -TEMPORADA 1- AKA 99 FRIENDS


AKA 99 FRIENDS (20 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

La serie Jessica Jones pertenece al llamado Universo Marvel Cinemático, es decir, ocurre dentro de una ficción coherente que incluye las películas de Los Vengadores -en grupo y por separado- y las series Agentes de SHIELD, Agente Carter y Daredevil. Obviamente, no hace falta ver Ant-Man (Peyton Reed, 2015) para entender lo que ocurre en Jessica Jones -aunque es una película más que recomendable- pero sí hay un evento que ha significado un antes y un después en la mayoría de estas ficciones: la invasión extraterrestre en Nueva York que vimos en Los Vengadores (Joss Whedon, 2012). Se trata nada menos que del equivalente al 11-S de nuestro mundo real.


En aquella batalla, Los Vengadores -el Capitán América, Iron-Man, Thor, Hulk, Ojo de Halcón y la Viuda Negra- salvaron al mundo del ataque de los chitauri. Pero al hacerlo, revelaron al grueso de la población mundial "normal" la existencia de seres superpoderosos con el potencial de tirar abajo una ciudad entera a mamporros. Si bien para algunos Los Vengadores son héroes, para otros son individuos demasiado poderosos que ponen en peligro la seguridad de los civiles. En el Universo Marvel, los superhéroes no cuentan siempre con la admiración y la aceptación del hombre común -como los héroes de DC clásicos, Batman y Superman a la cabeza- sino que muchas veces generan miedo y rechazo. Es el caso, sobre todo, de los mutantes marginados de X-Men (Bryan Singer, 2000) y sus secuelas; pero también tendríamos que hablar de los intentos del Gobierno estadounidense por hacerse con la armadura de Iron-Man en sus películas; la persecución militar de Hulk; o el posible argumento de la futura Capitán América: Civil War (2016).


En este capítulo, Jessica Jones (Krysten Ritter) está a punto de caer en la trampa de una cliente, Audrey Eastman (Jessica Hecht), una mujer que odia a los superhéroes, tras perder a un ser querido en la mencionada batalla de Los Vengadores en Nueva York. El odio de esta mujer hacia Jessica reverbera en la traición de su amigo toxicómano que descubre la detective al final del episodio. Aunque posiblemente Malcolm (Eka Darville) estuviese dominado por Kilgrave (David Tennant), no cabe duda de que Jessica tendrá siempre problemas para confiar en las personas normales.

CAPÍTULO ANTERIOR: IT´S CALLED WHISKEY