I´M YOUR FATHER (TONI BESTARD Y MARCOS CABOTÁ, 2015)


¿Quién es Darth Vader? Probablemente todo el mundo conoce los nombres de R2D2, C3PO y Chewbacca. Pero seguramente son menos los que saben quiénes son Kenny Baker, Anthony Daniels y Peter Mayhew. Seamos sinceros, el conocimiento de las identidades de estos actores diferencia al fan hardcore de Star Wars del casual. El documental I´m Your Father se ocupa de desenmascarar al famoso padre de Luke para mostrarnos el rostro de David Prowse.


Ese es el principal valor -humano- de esta película, que descubre la personalidad -afable- del corpulento culturista que vistió la armadura del Sith en las tres película originales de la saga. La excusa argumental para hablarnos de Prowse es la afrenta sufrida al final de El retorno del Jedi (Richard Marquand, 1983) cuando George Lucas decidió que, si Prowse había sido siempre el cuerpo de Vader, su rostro sería en cambio el de otro actor, Sebastian Shaw. Si bien es comprensible la desilusión de Prowse, no se puede negar que Darth Vader, como personaje icónico de la cultura popular es más grande que la suma de sus partes. Recordemos que su figura ha sido construida gracias a la participación de varias personas, ideado por George Lucas, imaginado por el ilustrador Ralph McQuarrie, diseñado por John Mollo, esculpido por Brian Muir, para luego ser interpretado -principalmente- por 5 actores diferentes, destacando la voz de James Earl Jones. Pensad, además, que para un español habría que incluir también a Constantino Romero. Preguntarse entonces quién es Darth Vader es como reivindicar a Sean Connery como el auténtico James Bond. O pedir que se reconozca la labor de los actores que se enfundaban en el traje de goma de Godzilla. Pensemos también en la otra cara de la moneda: todos sabemos quién es Harrison Ford, pero, cuando vemos a Mark Hamill y a Carrie Fisher ¿No pensamos antes en Luke Skywalker y la princesa Leia? 


Lo más interesante de I´m Your Father es sin duda lo que no se ve. Las preguntas que no se hacen. ¿Por qué se repudia tanto a David Prowse en Lucasfilm? Pero sobre todo habría sido interesante explorar la obsesión con Star Wars del propio Prowse, los problemas maritales que surgen de ella, y en general, la vida de esos actores que interpretaron a personajes sin rostro y que ahora viven sacando provecho de la nostalgia del fan, firmando autógrafos y haciéndose fotos en busca de un cariño perdido.