THE LEFTOVERS -TEMPORADA 2- NO ROOM AT THE INN


NO ROOM AT THE INN (1 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Cuando el religioso Matt Jamison (Christopher Eccleston) afirma que el pasaje que más le inspira en la Biblia es el Libro de Job, nos está dando la clave para entender su historia. Job era rico y por ello Satanás puso en duda su fidelidad a Dios. El demonio decide entonces poner a prueba la fe de Job despojándole de todas sus posesiones, de su felicidad, para comprobar si sigue amando al creador a pesar de las adversidades. En este episodio de The Leftovers, Matt también es un privilegiado: ha conseguido vivir en un pueblo milagroso que se había librado de las desapariciones y en el que -supuestamente- su mujer, Mary (Janel Moloney), recuperó la conciencia temporalmente. Pero Matt también será puesto a prueba.


La paciencia de Matt es probablemente tan proverbial como la de Job. Así nos lo muestra un prólogo que repite en tres ocasiones la rutina diaria con la que atiende a su mujer, en estado vegetativo. La repetición consigue que los gestos que al principio nos parecen tiernos acaben siendo tensos, crispados, justificando la explosión de Matt. Tras esto, la salida del matrimonio del pueblo revela la gran cantidad de personas desesperadas que intentan entrar en Milagro, en una clara metáfora de los inmigrantes, de los refugiados, de todos los desesperados que se han quedado fuera de los países que disfrutan del estado de bienestar. El martirio de Matt para regresar al pueblo le recordará que existe el sufrimiento -pensemos también en Buda- y que su lugar como religioso está con los desfavorecidos. Lo mejor del episodio, sin embargo, es la duda que planea sobre la integridad de Matt al desvelarse que su mujer -incapaz de dar su consentimiento- está embarazada. ¿Se trata de una referencia a los escándalos de la iglesia católica?


En la primera temporada de la serie, Matt también protagonizaba uno de los episodios más emotivos que recuerdo, titulado Two boats and a helicopter. Se repiten en este episodio algunas ideas de aquel, como que Matt sea castigado -con un golpe en la cabeza- cuando intenta ayudar al prójimo: primero a unos miembros del "Remanente Culpable", ahora a un padre y un hijo que intentan colarse en el pueblo Milagro. Curiosamente, el motivo de la futilidad de la caridad cristiana está presente en la obra de Luis Buñuel -Nazarín (1959), Viridiana(1961)- y creo ver en esta temporada una referencia a su Simón del desierto (1965) en el ermitaño que vive sobre una columna en el pueblo. Volviendo a la comparación con el episodio de la primera temporada, en ambos se utiliza frecuentemente el tema The Departure, de Max Richter, en diferentes versiones. Esta pieza sirve para potenciar el clímax emocional de la historia, la potente imagen del niño refugiado que acaba de perder a su padre, sus ojos muy abiertos de miedo, su mano levantada para devolver la pulsera robada que diferencia a los privilegiados de los pobres diablos.

CAPÍTULO ANTERIOR: ORANGE STICKER