GOTHAM -TEMPORADA 1- EVERYONE HAS A COBBLEPOT


EVERYONE HAS A COBBLEPOT (2 MARZO DE 2015)

"Todo el mundo tiene un Cobblepot" es la frase que le dice Harvey Bullock (Donal Logue) a James Gordon (Ben McKenzie) para que le entre en la cabeza de una vez que el departamento de policía de Gotham está lleno de agentes corruptos. Los últimos capítulos de esta serie iban ganando interés, y este no es la excepción. Además, se aprovecha aquí para rescatar y cerrar tramas que parecían olvidadas.


-AVISO SPOILERS-

¿Qué había pasado con Harvey Dent (Nicholas DÁgosto)? El futuro Dos Caras reaparece aquí porque ya tocaba ver algún progreso en la que se supone es la trama ¿principal? de la serie: la corrupción policial en Gotham. Para ello recuperan al Harvey Bullock de los primeros episodios: un policía sucio y temeroso de los poderes. Pero esta vez, Gordon decide atacar directamente a la cabeza de la serpiente: el comisionado Loeb (Peter Scolari). Para ello comienza una investigación en la que su nuevo compañero es el fiscal Dent. Las pistas les llevan a meterse en problemas y a ser rescatados por Bullock que se había negado a participar al principio. Volvemos a la casilla inicial. La única forma de ganar esta batalla contra el comisionado corrupto es pedir ayuda al enemigo: precisamente a Oswald Cobblepot (Robin Lord Taylor). Gordon quedará en deuda con él, pero ¿no lo estaba ya por el favor de empapelar al corrupto Tom Dogherty (Zachary Spicer)? Hagamos la vista gorda. Lo mejor de esta historia es la pareja de ancianos entrañables... que no lo son para nada y que custodian el secreto -macabro- de Loeb. Él también tiene un Cobblepot. La cosa acaba en victoria para Gordon. Veremos cómo sigue.


Hay en este capítulo un breve apunte sobre el estado de salud de Alfred (Sean Pertwee) que obviamente no iba a morir. En el hospital, Bruce (David Mazouz) y Selina (Camren Bicondova) tienen un reencuentro amistoso. Además, parece que la larguísima trama de Edward Nygma (Cory Michael Smith) tirándole los trastos a Kristen (Chelsea Spack) llega por fin a su desenlace lógico ¿serán las calabazas el detonante para que Nygma se convierta en Enigma? Veremos.


Y por último, seguimos atentos a los intentos de Fish Mooney (Jada Pinkett Smith) por escapar de la prisión del retorcido doctor Dulmacher (Colm Feore) una versión del villano Dollmaker, que tiene como hobby crear muñecos con miembros humanos. Bien lo sabe el pobre Jeffrey Combs en lo que definitivamente es un homenaje al clásico gore Re-Animator (Stuart Gordon, 1985). Además, el ojo que se sacó Fish en el capítulo anterior es reemplazado por otro... de color azul.

CAPÍTULO ANTERIOR: RED HOOD