ARROW -TEMPORADA 4- BROTHERHOOD


BROTHERHOOD (18 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

¿Cuántas veces ha comenzado Arrow con un atraco? Creo que un par de veces por temporada, un camión con bienes de algún tipo es perseguido por criminales hasta que aparecen los héroes en motos. Esta vez se trata de los "fantasmas", los misteriosos esbirros de Damien Dahrk (Neal McDonough). Derrotar a los ladrones provee a los héroes de pistas para neutralizar a H.I.VE., que así se llama la organización malvada de esta temporada. Las pesquisas de los protagonistas revelan que el hermano de John Diggle (David Ramsey) sigue con vida y encima que no era trigo limpio. Sorpresón. Lo malo es que esto no lleva a absolutamente ninguna parte en términos dramáticos, sino que Diggle se pasa tres cuartas partas del episodio lloriqueando. Pobre. Por otro lado, la campaña electoral de Oliver Queen (Stephen Amell) para convertirse en alcalde de Star City, no puede interesar menos. El encuentro entre Queen como candidato y Darhk no tiene tensión ninguna. Los guionistas ni siquiera aprovechan para establecer paralelismos con el enfrentamiento entre el propio Darhk y Green Arrow. Luego está la trama del flashback en la isla -¿Por qué siguen contándonos esto?- que plantea, para variar, una idea interesante y macabra: que Oliver ha matado al hermano de la mujer que ha salvado. Pero esta idea se desactiva enseguida y no tiene ninguna repercusión moral. De hecho, Oliver acaba dándole latigazos al que le ha metido en el fregado. No sé qué conclusión sacar de todo esto. También resulta desconcertante cómo Malcolm Merlin (John Barrowman) plantea una salida de tono a Speedy (Willa Holland): matar a un pedófilo. Luego, resulta MUY divertido que le pegue una paliza al típico pesado baboso. Lo más destacable es el planteamiento de las escenas de acción, de las peleas, con steady cam, colocándonos al nivel de los que luchan, metiéndonos dentro de la acción.

CAPÍTULO ANTERIOR: LOST SOULS