LEGENDS OF TOMORROW -TEMPORADA 1- FAIL-SAFE


FAIL-SAFE (18 DE FEBRERO DE 2016) -AVISO SPOILERS-

"This isn't my first prison break" es el guiño que hace Wentworth Miller -Leonard Snart/Captain Cold- a su pasado en la serie del mismo nombre. Aquí le acompaña también su compañero, Dominic Purcell, en el papel de su socio criminal Mick Rory/Heat Wave. Este episodio de Legends of Tomorrow se enfoca completamente en sacar de una prisión soviética en 1986 a tres miembros del grupo: el propio Rory, Ray Palmer/The Atom (Brandon Ruth) y al 50% de Firestorm, el doctor Martin Stein (Victor Garber). Este último es el más importante, ya que si los rusos se hacen con sus secretos, el futuro se perfila apocalíptico: se nos enseña una imagen de Star City devastada por un ejército de firestorms. Mola. El argumento se centra en las diferencias éticas dentro del grupo: Rip Hunter (Arthur Darvill) ordena a Sara Lance (Caity Lotz) matar a Stein si hace falta con tal de evitar ese oscuro porvenir que predice la inteligencia artificial Gideon (Amy Pemberton). Snart está dispuesto a abandonar a Palmer a su suerte: solo le interesa Rory. Estos conflictos internos son la verdadera fuente de interés y emociones, mientras el antagonismo de Vandal Savage (Casper Crump) se mantiene en un plano más general.


Legends of Tomorrow no tiene complejos en mezclar todo tipo de referentes en cada episodio, cambiando incluso de género. Aquí encontramos los clichés del género carcelario: peleas entre presos, palizas, torturas y un plato de comida realmente asquerosa. Eso nunca falla. Si los héroes deciden que es necesario contactar con miembros de la mafia rusa, tenemos una escena en una sauna que puede hacernos pensar en Viggo Mortensen en Promesas del Este (David Cronenberg, 2007). Pero no podemos olvidar tampoco otra pelea similar en una de James Bond, Goldeneye (Martin Campbell, 1995),  en la que aparece una inolvidable y perversamente sexy Famke Janssen como la estranguladora Xenia Onatopp. Esta puede haber sugerido el personaje en este episodio de Valentina Vostok (Stephanie Corneliussen) cuyo momento álgido es convertirse en una versión femenina de Firestorm. Agreguemos a estas referencias las usuales en la serie a otras ficciones sobre viajes temporales: Regreso al futuro (Robert Zemeckis, 1985); Terminator (James Cameron, 1984) y la serie Doctor Who. Por último, hay que repartir el origen de los propios personajes en dos series diferentes, Arrow y The Flash, por lo que no debería extrañarnos que esto sea un entretenido pastiche. Así, cuando Jax (Franz Drameh) consigue correr casi tan rápido como en sus tiempo de deportista de élite, se burla de Barry Allen (Grant Gustin) y el cliffhanger, en un futuro alternativo, desvela una versión afroamericana de Green Arrow (Joseph David-Jones). Próxima parada, Star City 2046.

CAPÍTULO ANTERIOR: WHITE KNIGHTS