LEGENDS OF TOMORROW -TEMPORADA 1- BLOOD TIES


BLOOD TIES (4 DE FEBRERO DE 2016) -AVISO SPOILERS-

En el tercer episodio, Legends of Tomorrow comenzó a molar. No es que los dos capítulos anteriores hayan estado mal, pero Blood Ties es una entrega más sólida, una propuesta más clara. Esos Lazos de sangre del título relacionan todas las tramas del argumento. Primero, tenemos la sed de sangre de Sara Lance/White Canary (Caity Lotz). Los espectadores de Arrow recordaréis que Sara fue resucitada en un pozo de Lázaro, cuyas aguas místicas hicieron casi inmortal al malvado Ra´s al Ghul (Matt Nable). Por desgracia, volver a la vida tiene un efecto secundario: te convierte en un asesino despiadado. La lucha de Sara por controlar esa rabia homicida resulta bastante interesante. En todo grupo de superhéroes tiene que haber un Wolverine. ¿O no?


Paralelamente, el viajero temporal Rip Hunter (Arthur Darvill) intenta ayudar a Sara y además busca desarrollar su propio instinto asesino para matar al gran enemigo, Vandal Savage (Casper Crump), que en el futuro acabará con su familia. Aquí comienzan a jugar un papel importante las paradojas temporales, que siempre siempre siempre, molan. Descubrimos que Hunter intentó matar a Savage en el antiguo Egipto, pero no lo consiguió, convirtiéndose, eso sí, en su némesis. Cuando ambos se enfrentan de nuevo, en 1975, Hunter ha cambiado, es capaz de quitarle la vida a su enemigo. Pero al mentar los nombres de su mujer e hijos -sus lazos de sangre- paradójicamente le da la pista al villano inmortal para asesinarles en ese futuro que los héroes intentan evitar. Por cierto, sobre ese porvenir apocalíptico, Hunter asegura haber visto caer a "el hombre de acero" y al "caballero oscuro". Ahí es nada. Por otro lado, Savage realiza un ritual que también está relacionado con la sangre: beber la del fallecido Carter Hall/Hawkman (Falk Hentschel) le da fuerza a él y a sus seguidores.


También hay una referencia, literal a la sangre en la subtrama protagonizada por el doctor Martin Stein (Victor Garber) y Ray Palmer/The Atom (Brandon Routh). Para salvar a Kendra Saunders/Hawkgirl (Ciara Renée) el superhéroe tendrá que miniaturizarse para viajar por el torrente sanguíneo de ella. Es una referencia a las clásicas Viaje Alucinante (Richard Fleischer, 1966) y El chip prodigioso (Joe Dante, 1987). En los cómics, el equivalente Marvel de The Atom, Ant-Man, hizo algo parecido con la Visión, en The Avengers #93 (1971). El Hombre Hormiga se metía literalmente dentro del androide, en una de las aventuras más recordadas de los héroes más poderosos de la Tierra. Otro guiño: Ray Palmer confiesa a Stein la muerte de su prometida, Jane Loring, que fue la esposa de The Atom en los cómics durante años. Luego tuvo un triste final.



Por último, la historia de Leonard Snart/Captain Cold (Wentworth Miller) es la que mejor refleja el título -Lazos de sangre- ya que su objetivo es evitar que su padre -interpretado en The Flash por Michael Ironside- se convierta en un maltratador. Snart no lo consigue -aunque en el proceso se humaniza su personaje- al igual que Hunter tampoco logra acabar con Savage, lo que hace que el final de esta historia tenga un punto amargo y pesimista. Gran capítulo.

CAPÍTULO ANTERIOR: PILOTO (PARTE 2)