THE WALKING DEAD -TEMPORADA 6- THANK YOU


THANK YOU (25 DE OCTUBRE DE 2015)

Hay que reconocer que si todos los episodios de The Walking Dead fueran como este Thank You, esta sería mi serie favorita. De todos los tiempos. El terror existencial de los protagonistas ante un mundo sin futuro, las intensas dudas morales sobre lo que es necesario hacer para sobrevivir, todo eso es sustituido por el miedo a ser devorado vivo por una masa de zombies. Nunca habíamos visto tantos. El episodio tiene un ritmo que no da respiro y que produce verdadera desazón. A estas alturas ya sabréis -AVISO SPOILERS- que se produce la muerte de uno de los personajes más queridos y longevos de la serie. 



El episodio nos devuelve al momento en el que suena un aterrador claxon -ocurre al mismo tiempo que el capítulo anterior en el interior de Alexandria- cuyo sonido atrae al rebaño de muertos vivientes y que coloca a los protagonistas en una carrera continua por salvar sus vidas. Lo más cerca que ha estado TWD de una pesadilla. Hay gore, mucha acción y poco tiempo para que los personajes se coman la cabeza. Bien. Eso no quiere decir que los guionistas renuncien a sus planteamientos temáticos habituales. Un plano iguala moralmente a un zombie y a un ser humano muerto recientemente, un vecino de Alexandria, que Rick Grimes (Andrew Lincoln) acaba de ejecutar para evitar su transformación en caminante. Para Rick hay dos tipos de personas: los supervivientes y los débiles. Estos últimos están a solo un paso de convertirse en muertos vivientes. No hay mucha diferencia. Todo esto ocurre ante la mirada aterrorizada de los vecinos de Alexandria. El expolicía sabe que la mayoría de ellos morirá. Y tiene razón.

Porque la otra actitud, la de hacerse el héroe para intentar salvar a los débiles -AVISO SPOILERS- acaba matando a Glenn (Steven Yeun) en una escena que no es demasiado piadosa con el personaje -aunque no iguale la crueldad con la que muere en los cómics-. Paga muy caro Glenn su intento de rescatar el alma del cobarde Nicholas (Michael Traynor). Esto querría decir que la actitud de Rick, la de dejar atrás a los débiles, es la correcta. Pero el cliffhanger del episodio tampoco le deja bien parado. Los que hemos leído los cómics, por cierto, nos hemos fijado mucho en la mano herida de Rick.


CAPÍTULO ANTERIOR: JSS