WAYWARD PINES -THE TRUTH-


THE TRUTH (11 DE JUNIO DE 2015)

Desde luego había una razón para titular La verdad a este episodio. Los detractores de Lost (2004-2010) pueden estar tranquilos. Wayward Pines, a la mitad de la historia, ha desvelado el gran misterio. Al menos eso parece. La pregunta que me hago ahora es ¿Qué nos van a contar en los siguientes cinco episodios?


-AVISO SPOILERS-

Este episodio se reparte en tres tramas, siendo la más interesante la protagonizada por Ben Burke (Charlie Tahan). La ambientación me recuerda poderosamente al cómic Morning Glories (2010) publicado por Image, en el que unos adolescentes también son separados de sus padres por motivos enigmáticos. Aquí, la tutora Megan Fisher (Hope Davis) orienta a los recién llegados al pueblo sobre "la verdad": Wayward Pines está en el futuro. Dicha revelación se va intercalando con los intentos de Ethan Burke (Matt Dillon) por escapar del lugar. Al final de su viaje llegará a la misma revelación que su hijo. Por último, Theressa (Shannyn Sossamon) se enfrenta a su nuevo trabajo de agente inmobiliario y tiene que ayudar a los que, como ella, acaban de llegar al pueblo. Su primer cliente, Wayne Johnson (Scott Michael Campbell) recuerda detalles que corroboran lo que le están contando a su hijo Ben. Todo encaja. Pero ¿es esta La verdad


A veces me gusta pensar que cuando me acuesto a dormir cada noche, estoy viajando en el tiempo. Al abrir los ojos, han pasado, con suerte, seis horas. Me he proyectado 360 minutos en el futuro. El problema, claro está, es que también soy seis horas más viejo. En Wayward Pines ese problema se resuelve gracias a cámaras de hibernación que les permiten dormir sin envejecer durante 2000 años. Básicamente lo que les ocurre a los astronautas de El planeta de los simios (Franklin J. Schaffner, 1968). Me gusta mucho el concepto, clásico en la ciencia ficción, de que el pueblo es un arca para salvar a la Humanidad: véase Cuando los mundos chocan (Rudolph Maté, 1951). El futuro apocalíptico que nos muestran, habitado por seres humanos involucionados -los abbies- es muy similar al de La máquina del tiempo de H.G. Wells (1895) y sus morlocks. Ahora bien, seamos frikis, especulemos. Hay unas cuántas preguntas que deberíamos resolver antes de comprar la teoría de que Wayward Pines es un pueblo en el año 4020. La primera es que necesariamente tiene que haber una máquina del tiempo que ha permitido viajar al pasado al antiguo doctor Jenkins (Toby Jones) que ahora resulta ser el científico David Pilcher. Primero porque le hemos visto fuera del pueblo y en el presente. Segundo porque lógicamente alguien tiene que conocer el futuro que nos espera para luego volver al pasado e iniciar el plan para salvar el mundo. La idea de que Pilcher es un profeta que anticipa lo que va a ocurrir no es demasiado creíble. Tampoco resulta verosímil que los habitantes de un pueblo entero puedan permanecer en hibernación durante 2000 años mientras todo el planeta alrededor se va a la mierda ¿Cómo se mantienen operativas las máquinas de hibernación durante tanto tiempo? Pero supongo que todo esto tendrá su justificación. O no. Veremos.