AGENTES DE S.H.I.EL.D -TEMPORADA 2- THE DIRTY HALF DOZEN


THE DIRTY HALF DOZEN (28 DE ABRIL DE 2015) -AVISO SPOILERS-

"Spoiler Alert" le dice el agente Coulson (Clark Gregg) a Robert Gonzales (Edward James Olson) al revelarle que Nick Fury (Samuel L. Jackson) está vivo -se le cree muerto desde Capitán América: El Soldado de Invierno (Joe y Anthony Russo, 2014)- y volverá a dirigir S.H.I.E.L.D. Este episodio de la serie funciona como prólogo a Los Vengadores: La era de Ultrón (Joss Whedon, 2015), en una prueba más del esfuerzo que hace Marvel Studios para enlazar todas sus series y películas. La sensación de "evento" que se consigue aquí es sin duda única. Nunca antes habíamos podido ver una historia que comienza en una serie de televisión y continúa -la misma semana- en la pantalla de un cine.


El capítulo tiene varias referencias a la segunda película sobre Los Vengadores. Uno de los líderes de HYDRA, el doctor List (Henry Goodman), menciona a los gemelos -Mercurio y la Bruja Escarlata- que tiene el Baron Von Strucker en la ficticia Sokovia. Raina (Ruth Negga) tiene visiones en las que ve el cetro chitauri de Loki y predice que "hombres de metal" causarán una gran destrucción: una referencia a las legiones robóticas de Ultrón. La agente Maria Hill (Cobbie Smulders) hace una aparición especial que revela que Coulson había estado trabajando en secreto todo este tiempo para recabar los datos que llevan a la primera escena de La Era de Ultrón, en la que encontramos a los Vengadores, precisamente, de misión en Sokovia. El episodio acaba así con un cliffhanger que se resuelve en la película de Joss Whedon.


Este compromiso con la continuidad de la fase dos de Marvel no compromete sin embargo a la historia principal de la serie. Haciendo referencia en su título a Doce del patíbulo (Robert Aldrich, 1967), los agentes forman un "incómodo" grupo en una misión para salvar al cyborg Deathlok (J. August Richards) y al inhumano Lincoln (Luke Mitchell). Se reúnen así de nuevo a los agentes que formaban el cast de la primera temporada. Obviamente todos desconfían del traidor Grant Ward (Brett Dalton). Este es un capítulo en el que los personajes se encaran para aclarar diferencias del pasado: Coulson y Gonzales, Ward y Skye (Chloe Bennet) y Fitz (Iain De Caestecker) y Simmons (Elizabeth Henstridge); Hunter (Nick Blood) y Mack (Henry Simmons); incluso Calvin Zabo (Kyle MacLachlan) y Jiaying (Dichen Lachman). Las dos facciones de S.H.I.E.LD. acaban unidas para enfrentarse a HYDRA, era previsible, pero en el futuro inmediato tendrán que resolver el asunto de Skye. Gonzales la considera una amenaza, Coulson confía en ella. Pero además, está la cuestión de a quién es leal la propia Skye ¿A S.H.I.E.L.D o a los Inhumanos?

CAPÍTULO ANTERIOR: FRENEMY OF MY ENEMY