GOTHAM -TEMPORADA 1- THE ANVIL OR THE HAMMER


THE ANVIL OR THE HAMMER (27 DE ABRIL DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Una de las cosas que menos me ha gustado de la primera temporada de Gotham es el poco mimo que han dedicado a los personajes episódicos. Los casos que deben resolver Jim Gordon (Ben McKenzie) y Harvie Bullock (Donal Logue) han sido, de media, bastante flojos. Creo que esta serie tendría que haber elegido otro camino, el de desarrollar a sus personajes -El Pingüino, Fish Mooney, Enigma, Catwoman y el propio Bruce Wayne- antes que perder el tiempo presentando a un nuevo criminal en cada episodio. La mayoría han sido olvidables. Antes del final de la temporada, los creadores de Gotham han decidido dedicarle tres episodios a un solo criminal, el asesino en serie El Ogro (Milo Ventimiglia). Lamentablemente, los minutos extra de historia no han conseguido un desarrollo más satisfactorio. Todo lo contrario. Tengo la sensación de que han estirado la historia demasiado. Por otro lado, creo que el dibujo del personaje de Barbara Kean (Erin Richards) ha sido demasiado tímido. Es verdad que la -guapa- actriz que interpreta a la expareja de Gordon no ha demostrado precisamente grandes dotes interpretativas. Pero tampoco ha tenido la oportunidad. Repasando la historia del personaje, creo que Barbara podría haber sido mucho más interesante: novia perfecta en apariencia, niña rica malcriada con pasado lésbico, capaz de compartir piso con Catwoman y de pedirle a un asesino en serie que mate a sus padres ¿Es que los guionistas de Gotham no ven el potencial de todo esto?


Por otro lado, la historia de Oswald Cobblepot (Robin Lord Taylor) parece que vuelve a estar encaminada. El Pingüino sigue manipulando a los mafiosos de Gotham y aquí consigue, por fin, que estalle una guerra de bandas que él mismo anunció en el primer episodio. El cliffhanger de este capítulo, para mí, resulta demasiado poco, demasiado tarde, tras 20 entregas de la serie. Un poco lo mismo ha ocurrido con Edward Nygma (Cory Michael Smith), un personaje y un actor con potencial, que ha tardado otros tantos capítulos en ofrecer algo interesante: esa falsa carta de despedida de su primera víctima, que esconde las letras de "Nygma" entre sus líneas. Ahora que empieza lo bueno, se acaba la temporada.


La gran sorpresa para mí ha sido que la historia de ese niño que será Batman, ha sido la más interesante de estos últimos compases de Gotham. El debate interior de Bruce (David Mazouz) sobre quién es realmente su padre y su lucha contra la corrupción de Industrias Wayne podría llegar a ser una buena historia. Habrá que ver qué hacen en la segunda temporada. Por lo pronto presentan a un nuevo(viejo) personaje, Lucius Fox (Chris Chalk), interpretado por Morgan Freeman en las películas de Christopher Nolan.

CAPÍTULO ANTERIOR: UNDER THE KNIFE